Productividad y Deporte Primera Parte

Productividad y Deporte, la nueva columna del Economista Andre Dias. Es una columna que trata sobre la productividad de cada Futbolista en relación con su salario base, y como a veces el jugador menos esperado termina siendo el de mas productividad, medida ésta en términos relativos.

Productividad y Deportes (Parte 1)

En Economía la productividad a término se utiliza muy a menudo para comparar países. La razón es que captura los países con capacidad para crear riqueza. Vamos a poner un ejemplo: Si el país A produce 100 granos por mes, con sólo 2 trabajadores y el país B produce 100 granos en un mes, pero con la ayuda de 5 trabajadores, podemos decir que los dos trabajadores del país A son más productivos que los 5 trabajadores del país B.

El economista para comparar un amplio grupo de países, por lo general utilizan una técnica donde obtienen la productividad media de un grupo de países.

Esta media está representada por el número 100.

Haciéndolo un poco más fácil, todos los países están representados a continuación, en términos porcentuales.

Por lo tanto, si un país, es  por ejemplo es de 120, significa que el país es 20% más productivo que la media del grupo, por lo que los salarios deberían ser un 20% mayor en comparación con el promedio de salarios de ese grupo de países.

Por lo tanto, vamos a ver ahora  la Liga Premier Inglés (EPL). La temporada pasada Robin Van Pierse fue el máximo goleador con 30 goles en 38 partidos. Pero fue el jugador más productivo?

Al trabajar con algunos números que llegamos a la conclusión de que no era así. El jugador más productivo fue Pappis Demba Cisse de Newcastle.

Produjo más de 3 veces (334) el objetivo de producción promedio. Suponiendo que el aumento de los costos (salarios) significa una mayor productividad, los mejores jugadores pagados deberían marcar más goles (al menos cuando hablamos de delanteros). Demba Cisse debería haber sido el mejor jugador pago de la temporada pasada! (Consulte la tabla a continuación)

Obviamente, esta es una manera muy simple de medir la productividad del jugador.

Uno de los modelos más complejos que se podría construir es establecer  que los delanteros  deben ser evaluados por el número de goles marcados, los centrocampistas por el número de asistencias y los defensores por el número de goles recibidos. Y tal vez no deberíamos mezclar los delanteros con los centrocampistas o defensores. Voy a presentar los resultados en la parte 2 de este artículo.

English Version

Productivity and Sports (Part 1)

In Economics the term productivity is very often used to compare countries. The reason is that it captures the countries capability to create wealth. Let’s give an example: If country A produces 100 beans per month with just 2 workers and country B produces 100 beans in one month but with the help of 5 workers, we can say that the 2 workers from country A are more productive then the 5 workers from country B. Economist to compare a wide group of countries, usually use a technique where they obtain the average productivity of a group of countries. This average is represented by the number 100. Doing some easy match, all countries are then represented in percentage terms. So, if one country, for instance is 120, this means that the country is 20% more productive then the group average, and so the salaries should be 20% higher compared to the average salaries in that group of countries.

So, let’s look now at the English Premier League (EPL). Last season Robin Van Pierse was the top scorer with 30 goals in 38 matches. But was he the most productive player? Working some numbers we come to the conclusion that he was not. The most productive player was Pappis Demba Cisse from Newcastle. He produced more than 3 times (334) the average goal production. Assuming that higher costs (salaries) means higher productivity, the best paid players should score more goals (at least when we speak about strikers). Demba Cisse should have been the best paid player last season! (Check the table below)

Obviously, this is a too simple way of measuring player’s productivity. One more complex model could be built admitting that strikers should be evaluated by the number of goals scored, midfielders by the number of assists and defenders by the number of goals suffered. And maybe we shouldn’t mix strikers with midfielders or defenders. I shall present the results on part 2 of this article.

Author: Río Negro City

Share This Post On
468 ad